was successfully added to your cart.

atascos desagüesatascos tuberíasmembrana para desagües

¿Podemos cuidar las tuberías y desagües de casa?

Por 21 marzo, 2016 Sin comentarios

¿Quién no ha sufrido un buen atasco de tuberías en casa? Y qué mal nos viene, ¿verdad? En CUCAVAL hemos tenido en cuenta este tipo de problemas a la hora de diseñar nuestro producto, único y novedoso en el mercado de la fontanería.

Esta claro que un uso correcto de este tipo de instalaciones de nuestro hogar evita muchísimos problemas. Obstrucciones, malos olores y fugas de agua son los principales problemas  a los que nos enfrentamos por el mal uso que hacemos de tuberías y desagües, y por el propio paso del tiempo que las acaba deteriorando.

Además de utilizarlas correctamente, debemos tener en cuenta que no son una vía para deshacerse de residuos. Hay que mantenerlas limpias y en perfecto estado si no queremos tener problemas. A pesar de lo engorroso que puede resultar, una revisión y puesta a punto mensual es muy recomendable.

Una manera de cuidar nuestras tuberías es no usarla para tirar desperdicios. Los restos de comestibles, pelos, uñas cortadas, alfileres u otros objetos, mezclados con los sedimentos que arrastra el agua y que se acumulan de forma imperceptible (como la sal o la cal), producen diversos tipos de atascos que económicamente no no benefician en nada. Además, el uso de desatascadores químicos, elaborados con sustancias tóxicas, pueden no resultar beneficiosos para nuestra propia salud y la salud de nuestras tuberías.

Con CUCAVAL olvídese de estos problemas. Con nuestra membrana anti-retorno para desagües tanto de duchas, como fregadores y lavabos, no tendrá ningún tipo de problema de atascos de tuberías, ya que a través de nuestra membrana pasa el agua pero no ninguna otra sustancia. Ni restos de alimentos, ni pelos ni otros objetos.

En cuanto a los malos olores, los sifones son los encargados de detenerlos cuando suben desde los desagües. Sin embargo, en ocasiones estos malos olores pueden proceder del propio sifón. Para limpiarlo, quite el tapón de limpieza, situado en una de sus curvas, y saque los restos acumulados. Con CUCAVAL olvídese de este problema, ya que no se acumulará nada en el sifón.

Un problema en las tuberías es algo siempre engorroso para el usuario, además de suponer un desembolso que puede ser mayor o menor en función de las dimensiones que haya adquirido la avería. Por ello, os animamos a usar CUCAVAL. En nuestra web podéis obtener toda la información que necesitéis. Os prometemos que no os arrepentiréis.

Porque con CUCAVAL ahorra en dinero, tiempo y situaciones desagradables. 

Escribir reseña